Hacer de una persona buena, una mejor – Parte 1: el éxito

All alone in the world.  Por SubliminalFox (CC BY-ND 3.0)

All alone in the world. Por SubliminalFox (CC BY-ND 3.0)

Percibo que solemos denominar “éxito” al indicador de la cantidad de cosas consideradas “positivas” que suceden en nuestra vida, en comparación con aquello que vemos “negativo”.

Dos cosas vienen a mi mente cuando pienso en el éxito:

  • ¿Disfrutar de muchas cosas “positivas” nos satisface en realidad? En otras palabras: ¿El “éxito” nos proporciona felicidad?
  • ¿Es este carácter comparativo de la medida del éxito criterio realista en términos de realización/felicidad?

Vale la pena pensar en la concepción que cada quién tiene sobre el término “éxito”.  Si lo vemos como la recopilación de cosas que valoramos positivamente, hay que pensar en qué aspectos de nuestra vida aportan un mayor valor a esta escala. Entramos entonces a determinar si somos exitosos o no, generalmente a partir de los códigos sociales dentro de los cuales nos desenvolvemos, en términos de dinero, poder, estatus o de las relaciones personales, entre otros.

En el cálculo del éxito valoramos y priorizamos estos y otros factores, y medimos la diferencia que hay entre lo que tenemos de cada factor y lo que consideramos ideal.

Ante esto, algunas preguntas que yo me hago, y que estaría bien hacernos todos son:

  • ¿Cuál es el motivo que nos impulsa a medir el éxito en función de estos parámetros preestablecidos?
  • Con este éxito que tengo (o que deseo tener), ¿soy/sería realmente feliz?
  • ¿A quién satisface realmente? ¿A mí? ¿A alguien más?
  • Una vida exitosa, ¿es realmente una vida provechosa?

Pensar sobre nuestro éxito y las valoraciones que hacemos sobre él, es una sana práctica que, en virtud de las circunstancias, puede dar pie a profundos cambios en nuestra vida y nuestra visión del mundo.

Si quieres saber más, puedes contactarme aquí.

Anuncios

2 comentarios en “Hacer de una persona buena, una mejor – Parte 1: el éxito

  1. Para mi el mejor indicador de éxito es la felicidad, y ésta se manifiesta en salud física y emocional. Para lograrlo hay emprender una aventura interior de conexión con nuestra esencia y recuperar la inocencia. Sólo así nos desprendemos de los falsos indicadores o identificación de éxito que hemos aprendido y desvían lo que significa ser exitoso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s